Tener Photoshop no convierte a nadie en diseñador - Frequentia
22215
post-template-default,single,single-post,postid-22215,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.3,vertical_menu_enabled, vertical_menu_transparency vertical_menu_transparency_on,wpb-js-composer js-comp-ver-4.5.3,vc_responsive

Tener Photoshop no convierte a nadie en diseñador

Qué es un diseñador

“El Logotipo quedó perfecto, estamos muy contentos. Pásamelo en vectores por si quiero hacer algún cambio.”

“Mira, yo lo hice en Paint y me tomó 5 minutos.”

“Ya no necesitamos que termines el proyecto, lo va a hacer la prima del jefe que dibuja muy bonito y sabe fotochop.”

Si eres diseñador seguro has escuchado alguna de las frases anteriores, terribles palabras que nos hacen cerrar los ojos y desearle a quien las haya dicho mucha suerte. Comentarios de este tipo nos llegan directo al corazón y nos remontan a momentos oscuros de nuestras vidas laborales.

Tristemente, es común en la industria contar este tipo de historias; historias de clientes que han sustituido años de estudios por la prima/sobrina/hijo/etc. que tiene Photoshop. Cabe mencionar que, además, este programa no es el único que utilizamos los diseñadores.

Gracias al fácil acceso a programas de diseño, es usual que los clientes busquen (y encuentren) soluciones rápidas y baratas; y esto sucede tanto con pequeños negocios como con las más grandes empresas.

¿Cuáles son las consecuencias de sacrificar la calidad por obtener un producto rápido y barato?

 

Un lenguaje pobre
Los elementos visuales que están en el diseño son incapaces de expresar el mensaje que deseas trasmitir.

Comunicación deficiente
Si el mensaje no puede ser transmitido correctamente, esté será malentendido o no del todo captado por el público.

Carente de propósito
El uso de elementos sin una razón puede hacer de tu diseño difícil de entender.

Sin una función emotiva
No logras conectar con la gente o establecer un vínculo emocional.

Sin presencia estética
Que tu diseño no llame la atención evita que el mensaje pueda llegar al público meta.

Saturación
Encontrar muchos elementos gráficos crea confusión en cuanto al mensaje que quieres transmitir.

Poco memorable
Recuerda que tu logotipo debe ser fácil de recordar por el público al que vas dirigido.

Transitorio
Utilizar elementos que están de moda podría hacer de tu imagen quedar obsoleta en poco tiempo.

Unilateral
Diseñar tu logotipo solo para uso en tu página web, pero no puede utilizarse dentro materiales impresos, por ejemplo, tus tarjetas de presentación o visceversa.

Inapropiados
Evita que, ya sea tu logotipo o gráficos, contengan elementos que puedan ser malentendidos por el público.

 

Nuestro trabajo no se trata de improvisar; es una investigación, una exploración que nos lleva a encontrar la solución fundamentada para transmitir el mensaje que el cliente desea comunicar de manera correcta y eficaz.

Un consejo a todos los que estén próximos a contratar algún trabajo de diseño:
no dejen en manos de inexpertos el rostro de su negocio; recuerden que su imagen debe posicionarse dentro de un mar de negocios similares al tuyo y sólo un buen trabajo resalta sobre los demás.

No Comments

Post a Comment